Snacks para los más pequeños

Los niños y niñas, además de las tres grandes comidas como son el desayuno, la comida y cena, toman un almuerzo y una merienda cada día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hacer 5 comidas para el correcto desarrollo de los más pequeños. Y cada día sus padres se enfrentan al reto de responder a la pregunta de qué les meten en la mochila o qué les dan para merendar.

snack niños

¿Cómo son estos almuerzo o meriendas?

Estos almuerzos y meriendas tienen que estar adaptados a la edad de los más pequeños y a su seguridad. Es importante tener en cuenta su destreza a la hora de masticar, por ejemplo, los niños pequeños deben evitar los frutos secos enteros, los tomates cherry o las uvas sin cortar, por peligro de atragantamiento.

También debemos tener en cuenta que estos almuerzos y meriendas sean variados para así aportar diferentes nutrientes y estimular a los más pequeños con diferentes platos desde la infancia, para educarles en los diferentes tipos de alimentos, sus sabores y texturas.

Otro requisito es que sean fáciles de comer, ya que esta comida no se hace sentado en una mesa, se toma en el recreo o al salir de clase. Al tomarse directamente con las manos es mejor si no se necesita ningún cubierto.

Por último, hay que asegurarse de que sea la cantidad adecuada para una comida que se toma entre comidas. No puede ser muy copiosa porque restaría el apetito de lo que son las comidas principales del día.

Algunas ideas…

La fruta es una opción estupenda para recuperar energía sin que llene demasiado, los pequeños bocadillos son una opción muy versátil para solucionar almuerzos y meriendas, los frutos secos -siempre que los niños puedan masticarlos correctamente- o los lácteos como yogures, leche o queso son también buenas ideas. Con estas bases se pueden preparar muchas recetas para aportar variedad a estas comidas de tentempié que los niños disfrutan especialmente, ya que se toman en momentos de distensión como es al salir del colegio o en el patio, y hacerlas apetecibles, aumenta su disfrute. ¿Por qué no una deliciosa brocheta de diferentes frutas o unas tortitas con alguna fuente de proteína?


snack niñosEstas comidas deben ser nutritivas porque suponen más de un 30% de la energía que necesitan los niños en su día a día, y también deben ser ricas en carbohidratos, grasas y proteínas -grupos esenciales para el correcto desarrollo de los más pequeños.

Las barritas de surimi Krissia® son una opción ideal para solucionar almuerzos y meriendas, aportando proteínas de pescado tan necesarias para su crecimiento, de una manera fácil, ya que se toman directamente sin necesidad de cubiertos, divertida y nutritiva. Y como decíamos antes, ayudando a los más pequeños a educarles en la variedad de alimentos para su correcta alimentación.